Alimentación y nutrición durante la cuarentena

El Col·legi de Dietistes-Nutricionistes de Catalunya con el apoyo de Sedyn, la Agència de Salut Publica de Catalunya, la SCADC, la ACCA y el CCNIEC, ha elaborado una guía con algunos consejos y estrategias para ayudar a mantener, durante el confinamiento, unos hábitos de alimentación lo más saludables posible.

 

 

​¡WEBINAR! Encuentro con expertos: Nutrición, Dieta y COVID19:

En el siguiente Webinar, tratan diversos temas de la mano de expertos, sobre seguridad alimentaria, dieta saludable y ejercicio en confinamiento, desnutrición en pacientes hospitalizados con COVID19 y obesidad y diabetes ligadas a esta enfermedad.

Puedes encontrar en este link de acceso: https://www.youtube.com/watch?v=cMLPynfx-uE

La alimentación y la nutrición son muy importantes. El cambio que hemos sufrido en nuestro estilo de vida debido a la cuarentena impacta en nuestra salud. Es importante que nos adaptemos a esta nueva situación también desde el ámbito alimentario.

 

La Academia Española de Nutrición y Dietética junto con el Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas Nutricionistas y RED NuBE (Red de Nutrición Basada en Evidencia) han redactado un documento titulado “Recomendaciones de alimentación y nutrición para la población española ante la crisis sanitaria del COVID-19” puedes encontrar el PDF completo aquí.

En el documento podemos encontrar información de gran utilidad, ahora presentaremos algunas de las secciones pero puedes ver todo el contenido en el PDF.

 

7 recomendaciones clave en alimentación:

 

  • Recomendación primera: Mantener una buena hidratación.

  • Recomendación segunda: Tomar al menos 5 raciones entre frutas y hortalizas al día.

  • Recomendación tercera: Elegir el consumo de productos integrales y legumbres.

  • Recomendación cuarta: Elegir productos lácteos (leche y leches fermentadas/yogur) preferentemente bajos en grasa.

  • Recomendación quinta: Consumo moderado de otros alimentos de origen animal dentro de las recomendaciones saludables.

  • Recomendación sexta: Elegir el consumo de frutos secos, semillas y aceite de oliva.

  • Recomendación séptima: Evitar los alimentos precocinados y la comida rápida.

 

¿Pueden los probióticos o prebióticos ser de interés para ayudar en la prevención de COVID-19?, ¿Existe algún nutriente o compuesto que pueda ayudar a prevenir la infección por virus en sujetos no infectados o a combatirlo en sujetos con sintomatología leve?, ¿Puede ayudar el consumo de hierbas a prevenir el virus en sujetos no infectados o a combatirlo en sujetos con sintomatología leve? La respuesta estas y otras preguntas podéis encontrarlas en el PDF

 

En este documento también podemos encontrar recomendaciones interesantes para la compra. Aquí os dejamos una pequeña muestra de algunas recomendaciones:

 

¿Qué debemos comprar durante un periodo de cuarentena?

Los alimentos no perecederos son preferentes en estos casos, pero dado que se asegura el suministro de alimentos frescos, se pueden adquirir en las cantidades necesarias, de acuerdo a la capacidad de almacenamiento en

el hogar y sin sobreestimar innecesariamente las cantidades. Se pueden y deben almacenar en la despensa o en frío, según se indique por el provee- dor, pero recuerde que no debe realizar una compra exagerada, pues no es sostenible, solidario ni ético en estos momentos:

  • Productos secos: legumbres, pasta de harina de legumbres, frutos secos, semillas, frutas y hortalizas desecadas o liofilizadas, harina de distintos cereales, pan tostado, pasta, arroz, fideos, cuscús, bulgur, quinoa, copos de avena, trigo sarraceno, mijo, etc. Preferir versiones integrales.

  • Alimentos envasados o enlatados: legumbres, verduras, conservas de pescado y mariscos al natural o en aceites de buena calidad (aceite de oliva virgen extra), leche, bebidas vegetales, gazpacho o salmorejo. Aceite de oliva, vinagre, sal, etc.

  • Alimentos congelados: verduras, legumbres, salteados de verduras (que sólo contengan verdura), pescados, mariscos, moluscos, carnes. Evitar varitas de pescado, filetes empanados, croquetas, etc. Que el único ingre- diente sea la carne o el pescado.

  • Productos perecederos que se pueden comprar frescos o refrigerados
    y también se pueden congelar (atendiendo a las instrucciones del fabri- cante): pan de barra o de hogaza, carnes, pescados y mariscos. Recuerde que algunas verduras y hortalizas, previamente escaldadas (por ejemplo: calabacín, berenjena, brócoli, coliflor, judías verdes, champiñones, etc.) también se pueden congelar.

  • Alimentos perecederos que solo se pueden conservar en refrigeración: hortalizas (también envasadas) que no se pueden congelar (por ejem- plo, lechuga), algunas frutas frescas, huevos, lácteos (leches fermen- tadas como el yogur o el kéfir natural, mantequilla, quesos, requesón, cuajada, ), fermentado natural de soja, etc. y perecederos que se man- tienen a temperatura ambiente y no se deben refrigerar: algunas frutas frescas como el plátano y los cítricos.
    De estos alimentos conviene comprar las cantidades ajustadas a las necesidades , siempre calculando en función de lo que se va a consumir en el hogar. Para ello se recomienda planificar un menú semanal y reali- zar la lista de la compra en base a éste.

Para más información respecto a cómo conservar alimentos en refrigera- ción y congelación, así como sus sobras, consultar el siguiente documento:http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/para_el_consumidor/ ampliacion/colocar_segura.htm

¿Los alimentos pueden ser una fuente o vía de transmisión de COVID-19? ¿Debo desinfectar la compra que traigo del supermercado o que recibo en mi domicilio?

La ‘European Food Safety Authority’ está continuamente monitorizando esta cuestión y, de momento, no hay pruebas de que los alimentos puedan ser una fuente o vía de transmisión del virus, pues así lo sugieren los análisis actuales y también la experiencia con el SARS y MERS.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha emitido reco- mendaciones de precaución que incluyen consejos sobre el seguimiento de buenas prácticas de higiene durante la manipulación y preparación de alimentos, como lavarse las manos, cocinar suficiente la carne y pescado y evitar la posible contaminación cruzada entre alimentos cocinados y no cocinados (35).

Las personas que trabajan con alimentos deben lavarse las manos de forma protocolaria según (36,37):

• Antes de comenzar a trabajar.

• Antes de manipular alimentos cocinados o listos para comer. • Después de manipular o preparar alimentos crudos.

• Después de manipular residuos.

• Después de las tareas de limpieza.

• Después de usar el baño.

• Después de sonarse la nariz, estornudar o toser.

• Después de comer, beber o fumar.

• Después de manejar dinero.

... siendo todas ellas buenas prácticas que ya se realizan en la industria alimentaria.

Estas medidas deben de extenderse por precaución a la manipulación de los alimentos envasados o empaquetados, ya que según apuntan datos incipientes de un trabajo realizado por van Doremalen y colaboradores (38), el virus que causa COVID-19 posiblemente pueda llegar a sobrevivir en superficies u objetos, en especial para las superficies plásticas. Estos datos deben interpretarse con cautela debido a que el artículo se encuentra en “preprint” y por lo tanto no cuenta aún con la evaluación por pares, y porque se requieren más estudios que confirmen estos resultados. Sin embargo, como medida de precaución y porque forma parte de las medidas genera- les de higiene, es fundamental seguir los 4 pasos clave de seguridad alimen- taria: limpiar, separar, cocinar y enfriar (39).

Toda esta y mucha más información podrás encontrarla aquí. La información de esta página es dinámica y puede ir mejorando. Recomendamos que se vaya revisando de vez en cuando. 

 

Por su parte los compañeros del Colegio de enfermeras y enfermeros de barcelona han producido una serie de infografías bajo el título de “En época de confinamiento, come con conocimiento”: