Personas con diabetes

¿Son más vulnerables las personas con diabetes ante el COVID-19?


Las personas con diabetes (igual que las personas mayores y las que padecen afecciones médicas como hipertensión arterial y enfermedades cardiacas) pueden ser más vulnerables a enfermar gravemente por el COVID-19 (igual que si contraen la gripe). Cuando las personas con diabetes desarrollan una infección viral, puede ser más difícil de tratar debido a las fluctuaciones en los niveles de glucosaen la sangre y, posiblemente, por la presencia de complicaciones de la diabetes. Las razones que explican este mayor riesgo se deben a que el virus tiene tendencia a prosperar en un entorno de glucosa elevada en la sangre y a que el sistema inmunitario se ve comprometido y, por tanto, dificulta la lucha contra el virus y probablemente conduce a un período de recuperación más largo.




¿Cómo podemos evitar el contagio?


Las personas con diabetes (y las que tienen contacto con ellas) deben ser más cuidadosos en el seguimiento y aplicación de las recomendaciones para evitar el contagio: 1.Lavarse bien las manos y con regularidad. 2.Evitar tocarse la cara antes de lavarse y secarse las manos. 3.Limpiar y desinfectar cualquier objeto y superficie que se toque con frecuencia. 4.No compartir alimentos, vasos, toallas, herramientas, etc. 5.Evitar el contacto con personas que presenten síntomas de enfermedades respiratorias. 6.En la medida de lo posible, evitar realizar viajes y cualquier otra actividad que pueda ponerle en riesgo.




¿Cómo deberían prepararse para un contagio o para un aislamiento las personas con diabetes?


Ante la posibilidad de permanecer en aislamiento, es recomendable prepararse con antelación teniendo en cuenta estas sugerencias: Recopilar y tener a mano los datos de contacto relevantes. Proveerse de los medicamentos necesarios ante la posibilidad de permanecer en cuarentena durante algunas semanas. Asegurarse de poder corregir los niveles de glucosa en sangre si cae repentinamente. Prever el abastecimiento de agua y comida. Ante la aparición de síntomas similares a la gripe (temperatura elevada, tos, dificultad para respirar), es importante consultar a un profesional de la salud. Si la tos va acompañada de flema, puede indicar una infección, por lo que se debe requerir asistencia médica y tratamiento de inmediato. Cualquier infección elevará los niveles de glucosa y aumentará la necesidad de líquidos. Hay que tenerlo presente.




Recomendaciones para las personas con diabetes que enferman de COVID-19


  1. Mantenerse hidratado.
  2. Controlar la glucosa en sangre.
  3. Controlar la temperatura corporal.
  4. Monitorizar la cetosis.
  5. Seguir las recomendaciones del equipo de atención médica.
Lee sobre cómo actuar en días de enfermedad intercurrente en la página de HSJD Lee más recomendaciones en esta infografía de la Generalidad Valenciana




Pautas específicas para personas con diabetes tipo 1


  • El tratamiento con insulina nunca debe suspenderse
  • Es posible que sea necesario aumentar la dosis de insulina y puede ser necesario administrarse dosis adicionales de insulina de acción rápida para bajar los niveles de azúcar en la sangre
  • Los niveles de glucosa en sangre deben controlarse al menos cada cuatro horas, mediante control de glucemia capilar, monitorización tipo Flash o monitorización continua de glucosa en tiempo real
  • Los niveles ideales de azúcar en la sangre deben estar entre 110-180 mg/ dl
  • Ante un aumento de la glucemia mantenido, o mal estado general, se aconseja la determinación de cuerpos cetónicos (preferible cetonemia capilar, si está disponible). Ante niveles de glucemia elevados junto a cuerpos cetónicos en sangre u orina elevados, deberá consultar con su médico
Encuentra el documento original aquí





Encuentra más información en la web del Hospital Sant Joan de Déu

Fuentes

Hospital Sant Joan de Déu

Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición